Go to Top

ADOLESCENCIA, La Búsqueda de Nuevos Sentidos

“Lo que hace el adolescente es normal, pero no común.”

 El adolescente tiene una gran capacidad de sufrimiento y de goce.

Neurológicamente, la adolescencia es tan importante como los tres primeros años de vida. Aquello que no se solucionó en la infancia, se intentará solucionar en la adolescencia.

La adolescencia es un cambio de piel para rehacerse y hacerse de nuevo, es toda una aventura.

El adolescente quiere hacer sus cosas, quiere encontrar sus modos, sus caminos, quiere ser diferente, pero su falta de experiencia le lleva a vivir el riesgo.

Está siempre en profunda transformación de pensamientos, de imagen, de metas. Un adolescente está luchando por ser lo que es, pero a veces ni lo sabe. Tiene que empezar a demostrar su identidad, y la realidad le demuestra que no es lo que dice que es. Entonces es aquí donde se rompe, aparece el desorden, el pasotismo, la rebeldía, la depresión, los bloqueos emocionales… Empieza a plantar batalla a sus padres, a romper normas, a saltarse los límites.

Por un lado no es un niño y por otro no es adulto.

El adolescente tiene un mundo de emociones que le es difícil de nombrar. Se produce un gran desnivel entre sus emociones y su pensamiento, y cuando sale la emoción sale como impulso: puede agredir, insultar, quiere hacer algo rápido y no le lleva a pensar porque lo quiere rápido.

Nos encontramos con adolescentes ya de 9 o 10 años. ¿Y qué síntomas encontramos en  un adolescente?:

Apatía.

Bajadas y subidas de ánimo.

Rebeldía

Agresividad.

Es un vivir sin vivir. Está lleno de emociones  y no entiende por qué en un momento está contento y en otro está triste. Tiene sentimientos ambivalentes: quiere crecer pero a la vez le da miedo su crecimiento.

Aparece la rebeldía y el romper las normas. Tiene que romper normas, y para que pueda romperlas, hay que prohibirle algo para que se sienta adolescente y se rebele.

Por ejemplo, la hora de llegada de un sábado: si te dice una hora, le das media hora menos. Él va a llegar esa media hora más tarde, enséñale entonces cómo negociar esa hora más tarde con argumentos por ambas partes, así aprende a negociar en vez de amenazar. Y así, le estamos ayudando a madurar.

La sociedad nos está dando padres que no quieren ser autoritarios, los padres evitan todo enfrentamiento con el adolescente, se le protege excesivamente, y éste no tiene frustraciones ni reales ni ficticias.

No hay nada por lo que rebelarse, las necesidades básicas están cubiertas. El fracaso escolar es el único medio donde los adolescentes pueden castigar a sus padres. Estamos acostumbrando a los adolescentes a dárselo todo.

Adolescente significa sufrir y que sus padres no lo entiendan.

Un adolescente quiere ser mayor, y cuando lo es o le piden que lo sea, le entra el pánico y quiere volver a ser niño.

 

rebelde guay

NO ME ENTIENDE

En la adolescencia se sufren muchos cambios.

El primer cambio que sufre es en el cuerpo: si tiene 14 años y su cuerpo aparenta 14, no hay problema, pero si tiene 14 y parece de 12 o 16, le crea desarmonía. Y cuando no puede controlar su cuerpo, siente ansiedad.

Otro cambio es cuando tiene que renunciar a su identidad infantil. Se le pide que haga cosas de adultos, entra al instituto y hacía tres meses jugaba al balón en el patio del recreo. Ahora no lo puede hacer, tiene que enfrentarse a cosas de niños de 14 años y sólo tiene 12. Empieza a conocer nuevos amigos, etc.

Los padres dejan de ser sus héroes para convertirse ahora ante sus ojos en “villanos”.

¿Qué podemos hacer en una Terapia con adolescentes?

  • Darles un espacio seguro para que hablen, que se sientan escuchados. A veces el adolescente provoca, pero lo hace para ser atendido. El adolescente que provoca convoca, si se porta mal o saca malas notas, va a hacer que los padres tengan que ir a hablar con los profesores.
  • Que expresen sus emociones: muchos adolescentes intentan escapar de sus emociones, las tienen bloqueadas. Como hemos creado ese espacio seguro,  sacará sus emociones bonitas pero también las más confusas.

En una terapia de adolescentes ayudaremos a tu hijo a canalizar sus emociones, a que tome conciencia de lo que le pasa. Se le acompañará en la búsqueda de su identidad para darse cuenta de lo que le ocurre, y así poder reducir su ansiedad.

El adolescente está formando su auto-concepto, por tanto hay que procurar que las cosas que le estén pasando las entienda como su proceso de identidad y no  las viva con angustia.

Se pide a los padres que cuiden su lenguaje, que no le digan “vago” o “desobediente”… Es mejor decir: “Estás siendo vago”, o “Estas siendo desobediente”…

Quien trabaja con un adolescente tiene que conocer su mundo, qué le gusta y qué no le gusta. Meternos en su mundo significa conocer su lenguaje, sus juegos, sus gustos, ver sus películas,  escuchar su música, hacerle sentir que no es raro, sino que es normal lo que le está pasando.

Se trabaja la relación con sus padres.

Sus amigos y sus proyectos,

Su cuerpo,

Su identidad,

Su autoestima

Su autocontrol.

Sus creencias y valores

Su sexualidad.

Cuando un adolescente entiende que lo que le está pasando es normal y que no es un bicho raro, cuando entiende que es un proceso por el que tiene que pasar para madurar, dejará de adolecer.

En terapia se le ayuda a pasar  por ese proceso, para ayudarle a comprenderlo.

Reyes Murcia Montesinos. © Copyright 2015.

 

 

“¿Qué les queda por probar a los jóvenes

En este mundo de consumo y humo?

¿Vértigo? ¿Asaltos? ¿Discotecas?

También les queda discutir con Dios

Tanto si existe como si no existe

Tender manos que ayudan,

Abrir puertas

Entre el corazón propio y el ajeno

Sobre todo les queda hacer futuro

A pesar de los ruines del pasado

Y los sabios granujas del presente.”

Mario Benedetti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies