Go to Top

¿CÓMO SATISFAGO UNA NECESIDAD?

“Siento, luego existo”
La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: lo primero que tengo que hacer es sentirla. Luego más tarde tomaré conciencia de eso que siento y pasaré a la acción para satisfacerla. Pero lo más importante es sentir que tengo esa necesidad.
Sentir la sensación. Sentir.
La sensación se inicia gracias al cuerpo, mi cuerpo me dice lo que necesito en ese momento. Una sensación no ocurre de forma aislada, sino que forma parte de un conjunto de sensaciones que todas ocurren a la vez, y de todas ellas una se impone con mayor fuerza, se hace más presente en mi cuerpo.
Siento frío, calor, cansancio, hambre, sed, dolor, placer…
Si tengo una necesidad ¿qué me impide el satisfacerla?
La respuesta también es muy sencilla: no sintiendo, bloqueando las sensaciones, desensibilizándome, impidiendo que sienta. Y si no siento, no puedo tomar conciencia de lo que necesito y nunca pasaré a la acción, me quedaré en la fantasía de lo que pudo ser y no fue.

Si tengo sed, ¿qué me impide ir a la cocina y beber un vaso de agua?”

Una necesidad es el síntoma de una carencia, y al satisfacerla, cubro esa carencia.

Las necesidades se transforman en sentimientos y sensaciones. Todo sentimiento repercute en nuestro organismo y va acompañado de una sensación.

Si no se satisface una necesidad, se produce una perturbación que a la larga puede producir dolor y cansancio y  convertirse en una enfermedad.

Si tenemos una necesidad es porque se tiene que satisfacer. Si existe, es porque tiene una función. Desconocemos nuestras necesidades y nuestra vida emocional, y es porque las bloqueamos, todos hemos tenido miedo, nos hemos sentido enojados, tristes, alegres y cariñosos, pero lo detenemos e impedimos su expresión.

Una vez que siento sensaciones y sentimientos en mi cuerpo, estoy preparado/a para tomar conciencia de esa necesidad.

Cuando soy consciente de cuál es esa mi necesidad, muevo la energía adecuada para satisfacerla.

Ahora ya solo me toca realizar la acción, ahora me toca satisfacer mi necesidad.

Así y sólo así me podré retirar a descansar, ya estoy satisfecho/a.

 

primavera 4

 

¿Hasta dónde conocemos nuestros verdaderos sentimientos?

¿Nos encontramos a menudo en situaciones en las que no sabemos qué sentimos?

Cuántas necesidades bloqueadas dejamos pasar en nuestra vida…

Cuántos sueños quedaron sin cumplir por no pasar a la acción…

Cuánto tiempo de nuestras vidas pasamos esperando y haciendo planes de cosas que nunca llegarán…

Cuanto tiempo malgastamos en preocuparnos en cosas que nunca sucederán.

Y no se cumplirán,

Y no llegarán,

Y no sucederán.

Porque nos Desensibilizamos,  y lo hacemos deteniendo y bloqueando nuestra necesidad.

¿Para qué lo hacemos?

¿Será el miedo a que esa necesidad sea satisfecha?

¿Podrá ser que mis sueños se conviertan en realidad?

¿Por qué rechazamos la felicidad?

A veces utilizamos la fantasía e imaginación para escapar de la vida.

Evitamos a través de ellas, los riesgos, las decisiones cruciales, las experiencias desagradables y el sufrimiento.

Cada vez que evitamos todo esto, evitamos la vida, y eso hace que perdamos el contacto con nosotros mismos, nos detenemos, nos morimos.

Si evito tener contacto con esa parte de mi vida desagradable, también pierdo el contacto con lo agradable.

Si me quedo en la fantasía, me pierdo la bonita realidad.

Vivir en la fantasía…

Cuántos pasos dados por el camino de la fantasía y qué poquitos por el sendero de la realidad.

Si tengo una necesidad la tengo que satisfacer, pero hay un mecanismo de defensa que me impide el hacerlo y es DESENSIBILIZACIÓN.

 

primavera-3

 

Os invito a que cerréis los ojos y penséis en vosotros mismos:

¿Quién soy yo ahora realmente?

 ¿Cuáles son mis necesidades reales en mi vida, aquí, en este momento?

¿Cuáles son mis propios deseos?

Si esos deseos todavía no están satisfechos, no os encontráis bien y sois responsables de este sufrimiento.

Seguid preguntándoos:

¿En qué no estoy satisfecho? ¿Cómo puede conseguir la satisfacción?

Pueden ser necesidades de amar y ser amado.

Pueden ser necesidades de sentirse útil.

Puede ser necesidad de tener un poquito de espacio para ti.

Nuestro cuerpo está hablándonos continuamente, nos está diciendo lo que necesitamos; lo único que hace falta es que lo escuchemos, porque lo tenemos olvidado. Cada malestar de nuestro cuerpo son “mensajes” para llamar nuestra atención. Hay que establecer una relación amistosa con nuestro cuerpo y para ello hay que darle lo que necesita.

En ocasiones nos podemos sentir enojados, tristes, solos, culpables, asustados y ¿Qué es lo que hacemos con esos sentimientos.? En el mejor de los casos  lo convertimos en actos sin tener consciencia de ellos.

Muchas veces nuestras necesidades quedan supeditadas a satisfacer primero las necesidades del otro.

Existen varios tipos de necesidades. Maslow habló de 5 necesidades básicas:

  • Necesidades fisiológicas. Comer, dormir, ir al baño, descansar..
  • Necesidades de seguridad. Estar libre de daño físico, de perder el trabajo, la casa, el alimento.
  • Necesidad de aceptación. El pertenecer a un grupo, dar y recibir afecto.
  • Necesidad de estima. Estima hacia uno mismo y hacia los demás.
  • Necesidad de autorrealización. Deseo de convertirse en lo que se es capaz de ser. Desarrollar nuestro potencial.

Ya sabemos cuáles son nuestras necesidades, ahora ¿Cómo la satisfago?.

Párate y siente, ¿Qué es lo que necesitas en este momento aquí y ahora?

Cuando seas consciente de lo que necesitas, ve a por ello.

Ahora, dando respuesta a la primera pregunta que te lancé sobre cómo satisfacer una necesidad, es sencilla:

Siéntela y ve a por ella.

REYES MURCIA MONTESINOS.. © Copyright 2015

Vive las cosas desde tu Alma
Todo será más Puro
Haz las cosas desde tu Esencia.
Todo será más Sencillo
Siente las cosas desde el Corazón
Todo será más Sincero
Viviendo desde el alma recibes Bondad
Viviendo desde la esencia recibes Luminosidad
Viviendo desde el corazón recibes Amor.
¡Desde mi Alma, mi Esencia y mi Corazón!
Reyes Murcia Montesinos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies