Go to Top

¿Conoces el Temazcal?

Tenía muchos deseos de entrar por fin en un Temazcal y tomar parte en este ritual de renovación física y espiritual.

¿No has sentido alguna vez tú también esta necesidad?…

Su lugar es México, su origen prehispánico. Aproveché esta vez la ocasión para ir a uno de ellos…

   DSC_5379 - copia - copia

 La palabra temazcal proviene de la palabra náhuatl temazcalli y significa casa de vapor (temaz – vapor, calli – casa).

El nahuatl es una lengua y cultura que prevaleció en Mesoamérica, y que utilizaba este baño de vapor desde tiempos prehispánicos.

Por lo que he averiguado, se cree que su origen es incluso milenario, ya que en otras tierras lejanas como Groenlandia y Suecia también era utilizado para combatir el frío.

Sin embargo, el temazcal adquirió su propio significado ritual y de vinculación con la tierra y el cosmos cuando fue utilizado por los pueblos indígenas del antiguo México.

Actualmente se utiliza para la renovación y la limpieza energética de nuestro cuerpo y espíritu, y existen ya varios tipos: social, ceremonial, curativo, guerrero….

En  nuestro caso explicaré esta experiencia  social -ya que la compartí con más personas- y con una interesante parte de ceremonial.

¿De qué está hecho?

El temazcal es una especie de cueva redonda construida  de adobe,  material totalmente natural y donde su interior es como una sauna también de vapor natural producido por las piedras volcánicas (las abuelas, según las llaman, las que tienen memoria).

También puede estar construido bajo tierra, o incluso de cañas y tela si no se puede acceder al material original.

 

temazcal

¿Cuál es su fin? 

Esta “cabaña de sudor” es en realidad una poderosa  terapia de vinculación con la tierra y nos ayuda a conectar con nuestra memoria individual del propio nacimiento además de con nuestra memoria ancestral. No es sólo una sauna de vapor. Desde tiempos de nuestros ancestros indígenas de Mesoamérica se considera al temazcal como  un círculo de medicina que incluye a los cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego. Es entonces es una sauna espiritual,  una terapia de vinculación con la Madre Tierra y que semeja entrar en nuestra propia madre cuando nos introducimos en su calor. 

                                Cuando entramos a un temazcal, es a vivir un microcosmos.

¿Cómo es el proceso?

Se calientan rocas volcánicas hasta el rojo vivo colocando de cuatro en cuatro las piedras, representando los 4 elementos y los 4 puntos cardinales.

Esto significa el principio de los tiempos, cuando en el momento del caos surge el fuego, aire, tierra y agua, lo que forma las piedras. Estas, en el momento que se ponen en contacto con el fuego, vuelven a revivir ese momento de comienzo, de primer aliento de vida.

Antes de entrar,nos dijeron que no lleváramos anillos ni pendientes, ya que los objetos de metal podían quemar la piel con las altas temperaturas.

Nos limpiaron uno a uno con incienso de plantas aromáticas en posición de brazos y piernas abiertos. Cuando me tocó, me imaginé a mi misma como la imagen del Hombre Universal de Leonardo da Vinci.

A continuación fuimos entrando en el temazcal, agachados, hacia la izquierda, situándonos en orden en forma de media luna.

temazcal (1)

Nos dio la bienvenida el conductor del temazcal, e hicimos una pequeña ceremonia de expresión para abrirnos al ritual.

Oí el sonido del agua que el chamán arrojaba a las piedras: era un sonido ancestral, de choque, entre dos elementos aparentemente contradictorios, pero que creaban algo nuevo: un vapor que caldeaba y formaba un nuevo aire creativo, distinto y renovador.

“El objetivo es recordar tu origen, -nos dijo- igual que la piedra se formó con elementos como el fuego y el agua”.

Un gran “ffssshhhhh…” del sonido del agua contra las rocas me agudizaba todos los sentidos…  Al mezclar el vapor con plantas medicinales como eucalipto salvia, palo santo y saumerio, el temazcal adquiere igualmente propiedades curativas.

Cantamos entonces para honrar a los 4 elementos de la naturaleza, que son como nuestro cuerpo y nuestra alma: “Tierra mi cuerpo, agua mi sangre, aire mi aliento y fuego mi espíritu…”. Lo repetimos muchas veces, cada vez con más ritmo, ya estábamos sudando, y sabíamos que habíamos entrado en el proceso de purificación natural.  A pesar del calor, era un disfrute el poder deshacerse de viejas memorias que se iban por la piel.

Nos pasamos hojas de cañas de maíz, y con ellas nos limpiamos nosotros mismos y luego las espaldas unos a otros, sacudiendo igualmente lo que no era ya necesario.

Las piedras y el vapor seguían presentes, el calor iba aumentando y la sensación era cada vez más fuerte. Bebimos tisana y nos tumbamos. Me echaron agua, igual que a las piedras, así que me refresqué y pude seguir absorbiendo la experiencia.

“Al utilizar agua fría dentro del temazcal como parte de la terapia, el cuerpo realiza movimiento de volumen sanguíneo, a través del corazón, con esto se da paso a un ejercicio circulatorio bastante enérgico (ccontraindicado si hay problemas de cardiopatías)”.

Entonces habló el chamán sobre saber recibir: el saber decir sí a lo que se nos da, como cuando nos dan las gracias, como cuando la madre ofrece la vida. Nos habló sobre aceptar todo lo que nos viene con agradecimiento, y sin rechazar. ¿Por qué decimos “de nada” cuando nos dan las gracias? Aceptemos el recibir como parte de lo que nosotros damos”…

Muy conscientes, hicimos respiraciones para acompañar al cuerpo en el proceso, añadiendo el  la sonrisa al exhalar  para aprender a recordar el estado innato de bienestar, cuando no hay interferencias de la mente.

Al cabo de un tiempo fuimos saliendo por el lado opuesto al que entramos, gateando para que no hubiera corte repentino del flujo sanguíneo, y seguidamente nos tumbamos en un lugar contiguo cubriéndonos hasta la cabeza para conservar el calor.

Cubrir la cabeza es importante, pues si no lo hacemos, al salir puede generar aire y provocarnos malestar y dolor. Además, lo que nos conecta con lo divino es la cabeza por su chakra corona.

En ese momento es donde vienen también memorias, imágenes y se completa el proceso individual de limpieza.

Qué beneficios nos aporta?

La purificación de nuestro ser dentro del temazcal va mucho más allá de lo físico, pues también el espíritu sufre una desintoxicación a través de las palabras que pronunciemos, pensamientos negativos que eliminemos, y todo lo que soltemos.

En general este ritual sirve para relajarse, limpiar la piel, purificar el cuerpo, fortalecer el corazón, depurar la sangre, curarse de muchas enfermedades, abrir la mente, desarrollar la percepción, encontrar solución a los problemas, meditar y además para mantener sanos los vínculos familiares, de la comunidad y de la cultura.

Si quieres saber más sobre los beneficios del temazcal ve aquí: http://bit.ly/1I59Ipc

También, por supuesto, se ha de tener ciertas precauciones en casos en los que no sea aconsejable.

Fue una experiencia de “transporte a la esencia”, sin más intermediarios que los elementos puramente naturales, Si alguna vez tienes oportunidad, y siempre que sea en el lugar adecuado y no tengas ninguna contraindicación física o de otro tipo, es algo que vale la pena para Recordar, para Ser.

temazcal-01

 

 

Copyright 2015 Pilar de Anta, Terapeuta de Sanación en Luz Aiyanna.

Contacta conmigo: Tf. 663 45 75 96. Más información sobre mi terapia:

http://luzaiyanna.com/sanacion-con-terapia-del-triangulo-neuroenergetico/

 

4 Responses to "¿Conoces el Temazcal?"

  • Edith
    15 julio, 2017 - 2:18 am Contestar

    Hola!! En dónde tomaste el temazcal que comentas de tu experiencia , o bien , el que mejor hayas tomado? Excelente información
    Gracias
    Saludos y bendiciones!
    Edith

    • Pilar de Anta
      24 julio, 2017 - 11:37 am Contestar

      Hola Edith,
      Tomé el temazcal en México, cerca de un pueblecito llamado Zapata en el estado de Morelos. Gracias por tu comentario e interés y un abrazo!

  • Betty
    24 julio, 2017 - 7:12 pm Contestar

    Excelente Post, estaba hablando con un amigo por teléfono y cantamos juntos la canción, usamos una mesa para simular un tambor.
    “Tierra mi cuerpo, agua mi sangre, aire mi aliento y fuego mi espíritu…”.
    Qué tan largo de la capital esta el pueblito?

    • Pilar de Anta
      27 diciembre, 2017 - 8:01 pm Contestar

      Hola Betty, puedes encontrar el temazcal como a 2 horas de la capital, cerca de un pueblecito llamado Zapata en el estado de Morelos. Gracias por tu amable opinión y un abrazo!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies