Go to Top

¿Para qué soñamos?

Saber soñar es saber vivir.

El sueño es libertad del Ser.

 “Cuando soñamos estamos más cerca de la esencia de nuestra naturaleza”.

El sueño es portador de un mensaje existencial.

Al soñar visitamos un reino extraordinario donde no hay límites de la realidad. Durante el sueño visitamos un mundo mágico y misterioso.

Los sueños son esenciales para nuestro bienestar, ya que el sueño pasa por distintas fases y el cuerpo aprovecha cada uno de ellas, depurando la mente.

A veces nuestros sueños tienen que ver con situaciones vividas durante el día o recuerdos recientes. También reflejan cosas que nos preocupan o que nos hacen felices.

Es importante que nos preguntemos por qué de todas las experiencias que vivimos durante el día, nuestra mente elige soñar con una en particular.

“Hoy he soñado  con algo importante”

Quizás tenga que ver con experiencias del pasado que habíamos olvidado o reprimido porque nos resultaban dolorosas o incomprensibles.

Otros sueños pueden estar relacionados con situaciones de la infancia que aún no hemos resuelto y se nos hacen presente durante el sueño. Por ejemplo, en la infancia, se nos hace difícil enfrentarnos a sentimientos de amor y odio hacia ciertas personas, o nos dan miedo ciertas situaciones. Nuestra mente entonces entierra estas situaciones pero no desaparecen. Esas emociones reprimidas de la infancia pueden aflorar en cualquier momento en la etapa adulta. Los sueños muchas veces tienen que ver con emociones reprimidas que pueden ser perturbadoras o convertirse pesadillas.

 

También tenemos “grandes sueños”,  aquellos que nos impactan y se nos quedan grabados, los que nos transmiten un mensaje y aparecen en momento cruciales de nuestra vida (adolescencia, maternidad, crisis psicológicas…). Estos sueños nos dicen que tenemos que hacer un gran cambio en nuestra vida.

sueño 4

¿TE ACUERDAS DE TUS SUEÑOS?

Todos soñamos unas dos horas cada noche y mucha gente afirma no acordarse.

Al cabo de una hora de despertar te habrás olvidado de tus sueños. Por eso, si los quieres recordar, cuando despiertes, escribe tu sueño. Eso te ayudará a recordarlo y retenerlo en tu memoria.

No debemos etiquetar a los sueños como agradables o desagradables, son sueños. La mayoría de las emociones que aparecen en los sueños son desagradables y eso se debe a que las emociones se viven con más intensidad.

Las emociones en los sueños son tan fuertes como en la vida real. Al despertar podemos seguir sintiendo su intensidad y experimentar una gran alegría o una profunda tristeza.

Pongamos como anécdota que una vez una señora, al narrarme su sueño, me comentó que se había pasado toda la noche corriendo y que a la mañana siguiente tenía agujetas en las piernas. Es simplemente un ejemplo de la intensidad con que a veces podemos vivir los sueños.

El lenguaje metafórico de  los sueños nos revela nuestras proyecciones. Al examinar el material de los sueños pueden aparecer resentimientos, frustraciones, alegrías, tristezas, esperanzas… puede salir la desconfianza hacia los demás, pero también nos muestra el amor hacia ellos, nuestro agradecimientos por la ayuda que nos ofrecen, su habilidad para levantarnos el ánimo.

En la vida real reprimimos  estas emociones e incluso no las reconocemos, ya que pueden no estar bien vistas.

Estas emociones que evocamos en los sueños nos pueden servir para conocernos, si nos damos cuenta de qué función cumplen en nuestra vida ¿Para qué están ahí? ¿Qué nos están intentando decir? …

sueño 2

hoy he soñado algo importante

¿CÓMO TRABAJO YO  EN TERAPIA CON TUS SUEÑOS?

Todo lo soñado habla de mí.

En terapia te acompaño a que tú descubras el significado de tu sueño, ya que las vivencias que aparecen alrededor de tu sueño las conoces tú y cuando te acompaño en tu sueño, consigues ver todo ello.

A veces cuando se trabaja en terapia y la persona empieza a mover cosas, quizás tenga más sueños.

Cuando empezamos a prestar atención a los sueños, desarrollamos la capacidad de soñar.

En primer lugar, narra tu sueño, aquí te irás dando cuenta de lo que te pasa al oírlo o qué sentimientos te evoca.

A continuación lo contarás como si estuviese ocurriendo en este mismo momento, en el presente, y lo harás en primera persona. Así dejarás de verlo como algo externo a ti y podrás verlo como algo tuyo. Tú eres el sueño.

Tú eres el protagonista, tú eres todas y cada una de las partes del sueño, te identificarás con algunos de los símbolos, elementos o personajes del sueño. Puedes establecer un dialogo entre algunas de esas partes. ¿Cómo te sientes siendo cada parte? ¿Qué emociones te evocan?..

Ahora ya puedes trabajar ese sueño, qué conflictos te suscitan, qué mensajes te trasmite, qué significado tiene para ti…

Cuando hayamos comprendido el proceso y el significado de los sueños seremos capaces de integrarlos en nuestra vida normal.

¿PARA QUÉ SOÑAMOS?

Los sueños nos ofrecen la posibilidad de resolver algunos asuntos inconclusos que en estado de vigilia nos impiden avanzar y nos causan bloqueos emocionales,  como pueden ser:  tristeza,  rencor, miedo, dolor, amor, alegría, ira, ternura…  y es durante el estado del sueño cuando nos enfrentamos sin ansiedad  ni miedo. En la vida diaria los negamos, evitamos o reprimimos. En cambio, en el sueño dejamos nuestras resistencias, nos dejamos llevar por sus emociones y lo vivimos con intensidad.

Demos vida a los sueños.

REYES MURCIA MONTESINOS. © Copyright 2015

sueño 1

Dale vida a tus sueños

Dale vida a los sueños

Dale vida a los sueños que alimentan el alma,

no los confundas nunca con realidades vanas.

Y aunque tu mente sienta necesidad, humana,

de conseguir las metas y de escalar montañas,

nunca rompas tus sueños, porque matas el alma.

Dale vida a tus sueños aunque te llamen loco,

no los dejes que mueran de hastío, poco a poco,

no les rompas las alas, que son de fantasía,

y déjalos que vuelen contigo en compañía.

 

Dale vida a tus sueños y, con ellos volando,

Tocarás las estrellas y el viento, susurrando,

Te contarán secretos que para ti han guardado

y sentirás el cuerpo con caricias, bañado,

del alma que despierta para estar a tu lado.

 

Dale vida a los sueños que tienes escondidos,

Descubrirás que puedes vivir estos momentos

con los ojos abiertos y los miedos dormidos,

con los ojos cerrados y los sueños despierto.

                                      Mario Benedetti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies