Go to Top

Se Acabó: Aprendiendo a poner Límites.

“Cogiendo tu poder, libertad y dignidad”

A veces miras a tu alrededor examinando tu vida y piensas:
• No me gustan las circunstancias que me rodean,
• No me satisfacen la situaciones con las que me encuentro cada día,
• No soy feliz con la vida que me ha tocado…
Quieres dar un giro a todo esto ¿Cómo lo podría hacer? ¿Cómo puedo modificar mi vida?

Si modificas tus patrones interiores, pensamientos, creencias, recuerdos… puedes modificar esta realidad exterior, puedes empezar a modificar esos pensamientos y esas creencias.

Todos tenemos el derecho a ser felices y tú también lo tienes.

Muchas personas creen sentirse cómodas con la situación que están viviendo. Si les preguntamos cómo se sienten, te contestan que bien, están muy identificados con la sumisión, con el no quejarse, no decir nada, y se plantean así son las cosas: “Así me tocó vivir”.

A veces esto está relacionado con los roles de género:

¿Cómo tengo que ser correcto como hombre?

¿Cómo tengo que ser correcta como mujer?

¿Cuál era el rol que te tocaba jugar en la familia? ¿Cómo te dijeron que te tienes que sentir siendo mujer o como hombre?

A veces este rol lo extrapolamos y lo convertimos en una forma de vida.

Si te sientes muy irritada, puede que lo reprimas, ya que de niña te dijeron que las mujeres no deben enfadarse, o te dijeron que los hombres no deben expresar sus sentimientos, y después de mucho años ésto se ha convertido en un patrón de represión y así adoptamos una postura ante la vida.

 Tienes que ser tú el que cedes, tú la comprensiva, tú la maternal, tú el fuerte…

Y  a veces no sabes que no puedes hacerlo o no quieres hacerlo y aun así te obligas hacerlo.

¡Qué cansado vivir con tantos Roles!

 

 

palabrassecretas (1)

ABRE TU JAULA Y VUELA

“las jaulas y los limites empiezan dentro de nosotros”

Quizás alguien nos metió ahí, las cárceles y las jaulas habitan dentro de ti.

Es decir, son todas esas restricciones,

Para poder deshacerte de todos estos patrones, no basta con quejarse y decir ¡Qué mal está mi vida! Tienes que hacer algo para modificarlo y para ello necesitas tomar conciencia.

Esos patrones, esas creencias, es algo que absorbiste en un momento de tu vida que quizás no responde a necesidades y situaciones que tienes aquí y ahora.

Empieza a preguntarte:- ¿Mi vida va a ser siempre así? ¿Cómo me relaciono con los demás?…  Ahora ya estás tomando conciencia y en este momento la jaula que te tiene aprisionada abre sus puertas y te deja libertad para volar.

Este despertar de tu conciencia, este confrontar aquellas cosas de tu vida que no te satisfacen, no es fácil y puede ser doloroso. Cuando uno ha estado durmiendo mucho tiempo y ha permanecido en la oscuridad,  al despertar y abrir los ojos, la luz del día puede cegar sus ojos, hasta puede que derrame lágrimas ante ese impacto de luz. Ese despertar, esa vuelta a la luz pueden resultar incómodos, querrás cerrar otra vez los ojos y volver a dormir, la luz del día te está dañando y hace que no te sientas bien, pero créeme si te digo que aunque al principio resulte doloroso e incómodo, al final tus ojos se acostumbrarán a la luz de día y te sentirás realmente bien. Pasado ese pequeño o no tan pequeño tiempo de adaptación, tus ojos verán con la nitidez que se ve con el sol del día.

“Ahora tus ojos contemplaran la vida de forma diferente”

Te planteas ¿Cómo podría vivir de otra forma?:

Eliminando creencias, patrones de comportamiento y roles de vida.

Cuando eliminas esas creencias, cuando  modificas ese patrón de comportamiento, cuando cambias de rol, al principio duele. Cosas distintas y nuevas están apareciendo en tu vida, puede ser que te sientas un poquito triste e incluso irritado/a, sientes que algo no haces bien, ya que piensas si duele…

Yo te digo que Sí lo estás haciendo bien, lo que sucede es que todo tránsito es doloroso, todo abrir los ojos a la luz es incómodo, pero al final es gratificante y te darás cuenta de que ese tránsito te está llevando a un sitio mejor.

El malestar, la tristeza y el enfado no te durarán eternamente y volverás a ser luz para tu vida.

A veces nos volvemos luz para los otros y oscuridad para nosotros”

barquito

¿Cómo puedes hacer este cambio?

En primer lugar “No te quejes”

En segundo lugar “Abre los ojos a la luz”

En tercer lugar “Sal de tu zona de confort”

En cuarto lugar “Empieza a mirar con otros ojos”

Sé que tienes miedo:

  • Miedo a ese cambio.
  • Miedo a lo desconocido
  • Miedo a fracasar
  • Miedo abrir los ojos y mirar de nuevo

Estos miedos son los que te limitan y te mantienen encerrado/a en tu jaula, te tiene aprisionado/a.

Abandona ese control que te mantiene paralizado, que te tiene inmovilizado, que te impide avanzar a por lo que tú eres realmente y déjate llevar por lo que tu corazón y tus emociones laten en ese momento.

Esos miedos pueden venir de tu pasado, de algo que sucedió: no te apegues a eso, ahora tu mundo es otro.

Esos miedos pueden aparecer por temor a la soledad, pero no es soledad, es estar contigo, es tener tu espacio tú, hasta aquí estás tú y el otro hasta allí.

En el mundo pasado te habían dicho cómo debes comportarte si eres mujer o eres hombre, todo eso son deberías e introyectos, es decir, patrones, actitudes, modos de actuar y de pensar que no son verdaderamente nuestros pero los hemos ingerido sin discriminación ninguna, los hemos incorporado en nosotros mismos, y no sabemos dónde está el límite entre lo que es mío y lo que es del otro.

Para tener una vida plena, más feliz y empezar a establecer tus límites debes sacar ese guerrero o esa guerrera que hay en ti y luchar por establecerlos.

Abandona todos eso roles que ya no te sirven, Ya no eres pequeño, quizás resuenen en tu cabeza:

“eso no se hace, eso no se dice, eso no se toca…”

Pero ahora tú decides.

Ahora puedes hacer lo que tú quieras,

Ahora puedes decir lo que tú sientas,

Ahora puedes tocar lo que tú deseas.

Ahora los límites lo pones tú.

Se acabó!… Ahora tu mundo es otro.

Reyes Murcia Montesinos.

Debes entender que no será una tarea bien entendida por los demás, quizás te juzguen y te critiquen, te dirán que lo que haces es para molestar o para llamar la atención. En ese  momento tendrás que ser fuerte y no dejar que te aparten de tu camino. Tendrás que ser constante y aprender a decir hasta aquí estás tú y hasta aquí estoy yo.

Ahora tú decides…

REYES MURCIA MOTESINOS. © Copyright 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies