Go to Top

Sé Amable Contigo

En Mindfulness cultivamos la capacidad de ser amables, primero hacia nosotros mismos, y con esa capacidad innata, abrirnos a la conexión con los demás.

Quizá encuentras más fácil cuidar de otros y tengas cierta dificultad en cuidar de ti, en recibir amor, en creer de verdad que mereces ser feliz.

Mindfulness es un proceso continuo: darse cuenta de lo que hay incluye primero tu cuerpo, tu respiración, tus pensamientos y emociones… Y ahí es donde se toma conciencia de muchas cosas: seguramente no  respiras como pensabas, o no pensabas cómo respiras, o ni siquiera te habías dado cuenta de cómo te mueves ni la cantidad de pensamientos que tienes sobre ti que no son precisamente agradables.

Es posible que a veces te hostigues con el látigo mental de “esto lo podría haber hecho de otra manera” o “no tendría que haberle dicho aquello a esta apersona” o “por qué me pasan a mí estas cosas”.

Si te ocurre todo esto o parte de ello, estás teniendo pensamientos poco amables hacia ti. Eso a su vez puede desembocar en sentimientos o emociones de negatividad: miedo, culpa, rabia o tristeza.

Imagina por un momento la cantidad de energía que gastas inquietándote por el futuro, rumiando el pasado, comparándote con otros, juzgándote, preocupándote por lo que podría pasar después. Eso supone un gran desgaste. Ahora imagina toda esa energía reunida de nuevo y que vuelve a ti. Nuestro potencial innato y universal de amor y conciencia está subyacente bajo esos patrones de miedo, preocupación y auto-juicio.

En Mindfulness y compasión, practicamos la conciencia amable con nosotros para poder practicarla con los demás.

Para ser amable con otros, necesitas empezar por ti.

Las meditaciones de conciencia amable nos dirigen a un lugar interior donde podemos cultivar el amor y ayudarlo a florecer. Desarrollar el cuidado hacia nosotros mismos es el primer objetivo. Es también la base para poder incluir a otros más tarde en esa esfera de amabilidad.

Spring © Luz Aiyanna

Aquí tienes una pequeña práctica para decirte frases que inspiran buenas cualidades y amabilidad hacia uno mismo y hacia los demás.

PEQUEÑA MEDITACIÓN DE CONCIENCIA AMABLE

  • Puedes empezar disfrutando de tu propia bondad –evocando mentalmente tu propia bondad con cosas que hayas hecho de corazón, y alegrándote en este recuerdo para celebrar el potencial de bondad que todos compartimos.
  • Recita en silencio frases que reflejen lo que deseamos más profundamente para nosotros mismos de una manera duradera. Por ejemplo:
  • Que mi vida esté segura
  • Que tenga paz mental y alegría
  • Que tenga salud física y esté libre del dolor
  • Que viva con tranquilidad.
  • Repite las frases con suficiente espacio y silencio entre ellas par que tengan un ritmo placentero para para ti. Dirige tu atención a una frase a la vez.

Cada vez que te des cuenta de que te has distraído, se amable contigo y deja ir la distracción. Vuelve a repetir las frases sin enjuiciarte o criticarte.

  • Después de un tiempo, visualízate en el centro de un círculo compuesto por los que han sido amables contigo, o te han inspirado por su amor. Quizá los has conocido, o has leído sobre ellos. Quizás viven ahora, o han existido históricamente, o incluso míticamente. Mientras te visualizas en el centro, experiméntate a ti mismo como el recipiente de su amor y atención. Sigue repitiendo amablemente las frases de conciencia amable para ti.
  • Para cerrar la sesión, deja ir la visualización, y simplemente continúa repitiendo las frases durante unos minutos más. Cada vez que lo haces, estás transformando la antigua relación herida contigo, y estás avanzando hacia adelante, sostenido por la fuerza de la amabilidad.

Sanándote tú puedes ayudar a otros

 

© Pilar Anta 2017, dirige Luz Aiyanna,  Mindfulness Trainer con RespiraVida Breathworks y Terapeuta de Sanación.

Artículo basado en Sharon Salzberg “Be kind to yourself, right now”, de Mindful magazine.

 

2 Responses to "Sé Amable Contigo"

  • Betty
    24 julio, 2017 - 7:35 pm Contestar

    Este post me da certeza de que el trabajo que voy haciendo va bien, Jorge Bucay en su libro las Tres preguntas, desde mi interpretación plantea amarse a uno mismo, y esto desde la perspectiva de que primero estoy yo.

    Hablarse con amor a uno mismo una tarea diaria, respetándome y valorando todo lo que soy !!! .

    Gracias

    • Pilar de Anta
      24 julio, 2017 - 8:19 pm Contestar

      Exacto Betty, desde el amor hacia uno mismo con aceptación y respetando las propias necesidades se avanza en el amor a los otros. Saludos con luz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies