Go to Top

Una Tradición antigua habla a un Mundo moderno.

Todos tenemos sueños – inspiraciones que vienen de las partes inexplicables y más profundas de nosotros mismos. No obstante, algunos de nosotros andamos por el camino del sueño de nuestro corazón y otros nos quedamos atrapados en la distracción o nos mantenemos al margen, esperando, ansiosos. Y quizás nos encontremos haciendo una cosa u otra, en varios momentos de nuestra vida…

La sabiduría que proviene de la tradición de los videntes del México antiguo y de muchas otras tradiciones, nos estimula a desarrollar nuestros dones, a continuar este vital, fascinante y a veces incómodo camino de ensoñar en nuestra vida diaria – en cada acto, cada elección. Para cada uno de nosotros, nuestra vitalidad, bienestar y alegría dependen de seguir los impulsos del alma.

Debido a las prácticas de por vida y profundidad de observación, los chamanes – videntes del México antiguo- percibieron energéticamente que los seres humanos, cada uno de nosotros, tenemos una esfera luminosa alrededor y flotando por el cuerpo físico, un campo electromagnético que contiene, junto con el cuerpo físico, todas las experiencias de nuestra vida. Estos videntes también percibieron que junto a esta esfera brillante hay otra esfera, más compacta, hecha de energía pura. Llamaron a este segundo campo de luz el “cuerpo energético”, o el “cuerpo del ensueño”, y las leyendas transmitieron sus experiencias de vivir en sintonía con él – de sentir la amplia red interconectada entre todos los seres, de sentir gratitud y asombro hacia todo lo que está vivo, de tener consigo la mejor energía, la mente más brillante y las emociones más puras con las que materializar los propios sueños.

Integrando la vista del cuerpo de ensueño en sus percepciones, estos videntes observaron todo a su alrededor – incluyendo la interacción humana- y basados en sus observaciones, categorizaron humorísticamente 3 maneras diferentes en las que seres humanos rechazan a los demás, a sí mismos de forma poco sabia, a su cuerpo de ensueño y a sus sueños. Estos son “los lados oscuros” de las 3 identidades que vieron, roles que todos adoptamos al parecer en un momento u otro:

El “Hacedor de Bien” – que aparentemente quiere ayudar a los demás y puede ser muy activo y efectivo cuando está guiado; sin embargo se vuelve resentido cuando siente que sus esfuerzos no son apreciados, y se convierte en una persona resentida. Todo el tiempo teme en secreto que no vale lo suficiente para apoyar y nutrir su propio sueño.

El “Sabelotodo” o “La Autoridad Principal”– que encuentra algo mal en cada punto de vista de los demás, salvo en el suyo propio, y exige que los demás estén de acuerdo. Todo el tiempo teme en secreto que no es inteligente.

El “Soñador de Día”– que espera el servicio y las invitaciones de otros para realizar sus sueños, pero a la vez, rechaza todas las ofertas porque no cumplen su alto nivel de expectativas.

Estas identidades, al interactuar entre ellas, pueden tener roces. Por ejemplo, el “Sabelotodo”, al decir al “Soñador del Día” cómo cumplir sus sueños, espera que lo haga, mientras que éste no puede.

Nuestro primer impulso al escuchar estos tres tipos de interacción, podría ser el de pensar en otro que los incorpora – “Ah, sí, él es un auténtico ‘Hacedor de Bien,’ o “ella es una ‘Verdadera Sabelotodo.’ A ver como la puedo animar a leer este artículo, para que lo modifique,” etc.

Por supuesto, ésta es otra manera de rechazar sueños: juzgando a los demás, ¡enfocándonos en lo que pensamos que ellos deben cambiar! Observando en cambio qué identidad adoptamos nosotros mismos y cuándo, puede hacer que esta identidad se quede parada por un momento en sus surcos. Al hacer un alto para darnos cuenta de lo que estamos haciendo, respirar y quizás incluso reírnos de nuestro juego humano, sin juzgarnos, abrimos las puertas para la información de nuestra alma, para que entre nuestro cuerpo de ensueño.

Desde ahí, en vez de rechazar a los otros y a los sueños, podemos abrazarlos y así nuestras respectivas identidades evolucionan hacia:

El Apoyador o Ayudador, que aprendiendo a apreciarse sí mismo, conoce su propio sueño y lo alinea con los sueños de otros;

El líder o iniciador, que confiando en su propio vínculo con una inteligencia superior, es capaz de escuchar a los demás, ayudándoles a encauzar sus sueños hacia la realización;

El Visionario, que confiando en su habilidad para dar un paso adelante para el cumplimiento de sus sueños, es capaz de ‘descubrir’ los talentos y dones de otros, y pedir, apreciar y aprender de la ayuda y sabiduría que los demás ofrecen.

Puedes ver la diferencia entre las formas elevadas y bajas de estas tres identidades o filtros, conectándote con tu cuerpo energético, tu testigo interior.

Aquí hay un ejercicio fácil que nos puede ayudar a ilustrarlo. Haz una pausa por un momento, respira conscientemente y recuerda la última vez cuando tu sueño parecía estar estancado, no moviéndose en ninguna dirección. ¿Cuál es el filtro predominante de tu experiencia? – ¿alguien ‘Hacedor de Bien’ ‘Sabelotodo’ o ‘Soñador de Día?

Ahora, evoca un momento en el que tus sueños estaban fluyendo y moviéndose hacia adelante. ¿Qué características mostrabas entonces – ¿energía abundante y entusiasmo: una mente en calma, clara; una sensación de confianza interna?

¿Había entonces un filtro predominante para tu experiencia – ‘ayudante’, ‘líder’ o ‘visionario’? Permite que tu vidente interior guíe tus observaciones.

Los videntes de esta tradición creen que, al conectarnos con nuestro cuerpo energético, podemos acceder a todos los recursos que necesitamos para realizar nuestros sueños. Practicando los movimientos y respiraciones de Tensegrity®, ejercicios de auto–consciencia y un tiempo sostenido que pasamos con nuestro yo más profundo, un estado llamado ‘ensueño’– puede traer a primer plano esta parte esencial nuestra!.

Seminario de Tensegrity® y Theater of Infinity® en Denia (Alicante),

15 y 16 de Noviembre de 2014: Una Llamada para Despertar la Acción.

Guiado por Nyei Murez, Co-Directora creativa de Cleargreen, y por Jim Morris, Instructor asociado de Tensegrity®. Exploración por medio de movimientos, danza y representando teatro en grupos reducidos de estas tres identidades y los sueños que estamos viviendo, y los sueños que deseamos llegar a ser. www.cleargreen.com/es

Cleargreen es la organización formada por el Dr.Carlos Castaneda, para promover Tensegrity® – la adaptación moderna del camino hacia el bienestar que le enseñó don Juan Matus – heredero de un linaje de videntes del México antiguo. Cleargreen organiza y promueve eventos de Tensegrity® y formación en todo el mundo. Su nombre se refiere al color de la vida, a la oportunidad de alinearse con sus ciclos y temporadas, y al matiz del corazón en el campo energético humano.

Este artículo fue publicado por primera vez en Septiembre 2014, en el New York Spirit magazine.

Escrito por Nyei Murez.Traducción del inglés por Elke Kopmann para la revista Universo Holístico, Octubre 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies