Aprendiendo a soltar

Hay momentos en que podemos sentir que todo nos invade: parece que tengamos que estar siempre en la brecha, y además consumiendo, acaparando, haciendo… Y todo esto ¿hasta qué punto nos hace sentir felices y no estresados?

En realidad, muchos de esos compromisos externos se pueden reconsiderar. Lo que creo que todos deseamos es tener mayor tranquilidad y un poco más de tiempo para sentirnos conectados con lo que nos da paz y sentido.

Y paradójicamente, siguiendo la máxima de “menos es más” lo que parece complicado puede ser bastante fácil. Se trata de simplificar nuestro acercamiento a lo que hacemos diariamente… ¿Y si pruebas a hacer tu vida más sencilla?

Para llegar a ese objetivo hay algo que es básico: renunciar a las complicaciones. No se trata de dejar de cumplir nuestros quehaceres diarios, sino de reconsiderar lo que estamos haciendo, y cómo.

Podemos entonces SOLTAR lo que no hace falta, y DEJAR IR.  Eso significa practicar el desapego de las cosas, las personas y las ideas mentales que nos persiguen. Es una práctica de Mindfulness para llevar una vida más consciente.

¿Sabes lo que es el DESAPEGO? Es el dejar ir los pensamientos, emociones y todo aquello que nos crea sufrimiento. Si practicas desde tu interior el no identificarte con ellos, sino el observarlos y actuar con amabilidad, verás cómo vas creando un espacio propio de más alivio y apertura.

Practicando este “darte cuenta” que es el principio de la Atención Consciente o Mindfulness, irás cambiando tu historia anterior por otra de más autoconfianza. Hará que poco a poco dejes a un lado esa negatividad inicial para sentir que vas hacia una forma más creativa en tu vida. Irá a la vez calmando tu mente y tu cuerpo.

Enlazando con esta práctica de atención, el soltar lo que ya no te hace falta puedes llevarlo a cabo mediante varias maneras. Según las recomendaciones de Carley Hauck en Mindful:

  • Deja ir las historias que te cuentas. Observa qué te dices y cómo te hablas. Quizá tienes un problema en el trabajo o en una relación y te dices “Yo no puedo con esto” o “No me consideran suficiente” (pensamientos negativos…). ¿Qué puedes ir soltando? ¿Qué historia quieres realmente cultivar para crear en ti más paz y estabilidad?

En ese caso, y para reforzar nuestra práctica de Atención Consciente puedes utilizar afirmaciones -las que más te lleguen- por ejemplo “Tengo todo lo que necesito” “Estoy guiada y apoyada” “Confío en mi proceso” “Voy a ser amable conmigo” etc. ¡Hay muchas que puedes crear y usar para ti!.  

  • Deja ir asuntos y cosas materiales. ¿Estás adquiriendo más de lo necesario?. Muchas veces consumimos mucho porque pensamos que esto o lo otro nos hará más felices. Si continúas todo el tiempo buscando fuera de ti sin una práctica interna de reflexión o meditación, nunca sentirás satisfacción plena. ¿Te has planteado qué necesitas realmente para sentir plenitud y satisfacción?
  • Deja ir la “ocupacidad”. Todo el mundo tenemos siempre muchas cosas que hacer. Vivimos rodeados de demasiada información, demasiadas tareas, demasiados “debería”. A veces, la mejor manera de tener más tiempo y sentirse más libre es simplemente comprometerse con menos. ¿Cómo puedes simplificar tu vida para dedicar más tiempo a lo que de verdad es importante para ti?. A veces, la mejor manera de tener más tiempo, conexión y libertad es comprometerse con menos, sencillamente.

Siguiendo a Yung Pueblo, si quieres sanar desde el interior y transformarte, practica lo siguiente en tu vida:

Descansa más

Quiérete más

Suelta más

Sé honesto sobre cómo te sientes

Cultiva por más tiempo tu paz interior

Ten más fe en ti y en tu proceso.

btr

En la vida no podemos controlarlo todo. Así que ten en cuenta que…

Tienes cosas bellas ante ti

Deja ir todo lo que no puedes controlar

Y muévete hacia adelante con un corazón agradecido.


©Pilar de Anta 2019, Creadora de Luz Aiyanna, Profesora acreditada de Mindfulness por RespiraVida Breathworks

By |2019-01-29T13:34:31+00:00enero 29th, 2019|Mindfulness|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment